Los triángulos de preseñalización de peligro son uno de los elementos de seguridad del vehículo.

Los tenemos que utilizar si nos encontramos en una situación de emergencia en la carretera y necesitamos estacionar el vehículo por avería o colisión. En Autoescuela Alonso te explicamos cómo utilizarlos correctamente.

Cuando nos encontramos en una situación de emergencia en la carretera y tenemos que inmovilizar nuestro vehículo debemos utilizar los triángulos de preseñalización de peligro para alertar de la situación al resto de conductores que circulen por esa vía.

La función de los triángulos es alertar de que hay un peligro en la carretera, ya que si al resto de vehículos le pilla por sorpresa la situación puede provocar un accidente. Por ello es obligatorio que todos los coches lleven dos triángulos en el maletero.

Los triángulos de preseñalización de peligro se deben colocar perpendicularmente a la dirección de la calzada. Si circulamos por una carretera de doble sentido debemos colocar un triángulo delante de nuestro vehículo y otro detrás. Si circulamos por autopistas y autovías sólo es necesario que coloquemos un triángulo detrás de nuestro vehículo, ya que en estas carreteras los sentidos están separados por medianas.

Los triángulos debemos colocarlos a 50 metros de distancia, teniendo en cuenta que deben ser visibles a 100 metros. Cuanto mejor colocado esté más visibilidad y efectividad tendrá su uso.

¿Cómo calculamos los 50 metros?

Cada dos pasos de una persona corresponden aproximadamente a un metro de distancia. Por lo tanto 50 metros son aproximadamente 100 pasos medios de una persona. Siguiendo esta sencilla regla conseguiremos colocar los triángulos de preseñalización de peligro de manera correcta.

Pero, ¿podemos utilizar cualquier tipo de triángulo?

La respuesta es no. El triángulo tiene que estar homologado. Sus características tienen que ser las siguientes:

-El triángulo debe ser equilatero, con el borde de color rojo reflectante, con el interior hueco y captafaros en los vértices.

-La medida del interior de cada lado debe ser de 7 centímetros. Por su parte la medida del exterior de cada lado debe encontrarse entre 55 y 65 centímetros.

-La altura de las patas del triángulo debe ser de 5 centímetros y la distancia del suelo al triángulo no debe superar los 30 centímetros.

Además todos los triángulos homologados llevan inscrito el símbolo E9 y el código 27R03.

Share This