Encontrar un seguro de coche a buen precio cuando te acabas de sacar el carné de conducir no es tarea fácil. La inexperiencia al volante se suele pagar. Hay compañías que se niegan a asegurar a este colectivo y otras que lo hacen, pero el coste de la póliza sube por las nubes. Teniendo en cuenta estas dificultades, también hay aseguradoras que tienen productos que piensan en aquellos que se acaban de estrenar como conductores, tengan la edad que tengan.

La legislación española obliga a tener suscrita una póliza que, como mínimo, tenga garantizada la llamada responsabilidad civil obligatoria, que permite cubrir los daños físicos y materiales que podamos ocasionar a otros vehículos o conductores. Pese a ser indispensable para poder circular, las aseguradoras consideran que el riesgo de asegurar a conductores inexpertos -con menos de dos años de experiencia- es mucho mayor y, al tratase de contratos privados, pueden negarse a asegurar a este colectivo.

Entre todos los perfiles de conductores existentes, los jóvenes y los conductores noveles son los que tienen que pagar precios más altos por sus seguros por su falta de experiencia al volante. Así, mientras que los conductores con más de 10 años de carné de conducir, por norma general, suelen ser catalogados como de bajo riesgo, lo que les permite acceder a las pólizas más baratas, aquellos con menos de dos años de experiencia se califican de muy alto riesgo, lo que dificulta la misión de acceder a un seguro sin tener que pagar un alto precio por él. Si además de principiante eres menor de 25 años, la cosa todavía se complica más.

Las aseguradoras consideran como conductores noveles a aquellos que hace menos de dos años que se sacaron el carné. Y aunque no todas las compañías penalizan por igual la falta de experiencia al volante, según los datos de un estudio realizado por Kelisto, la diferencia del coste de un seguro para un conductor adulto principiante y un veterano es considerable. La prima para un conductor novel crece en torno a un 60% en terceros y terceros ampliado y un 131% en el caso de un todo riesgo.

Por eso, si quieres conseguir una reducción en la cuota de tu seguro de coche como conductor novel, debes tener en cuenta algunos factores que te permitirán ahorrar. Lo primero es que analices qué coberturas necesitas y te quedes con las imprescindibles (a más garantías, mayor coste). Luego, compara entre los distintos productos que te ofrece el mercado, ya que el precio puede variar bastante entre una aseguradora y otra.

También deberás elegir bien el tipo de póliza, ya que la diferencia entre un seguro a terceros y uno a todo riesgo puede ser importante. Si tu coche es de segunda mano, la mejor opción es una póliza a terceros o terceros ampliados. Y si tienes que adquirir un vehículo, optar por uno de menor cilindrada te permitirá ahorrar en el precio de tu seguro.

Conscientes de las dificultades que tiene este colectivo, hay compañías que tienen productos que piensan en ellos. Es el caso de Balumba, que, además, ofrece un descuento de hasta el 26%. También Qualitas Auto tiene una opción de seguro para conductores noveles (que incluye asistencia en carretera y vehículo de sustitución).

Si conduces de manera responsable, evitas las horas más peligrosas (las nocturnas), circulas por vías seguras y no utilizas mucho el coche, ser conductor con poca experiencia no tiene porqué ser sinónimo de seguro de coche caro con las pólizas pay as you drive. Por ejemplo, con el Zurich Auto Inteligente la compañía ofrece descuentos de hasta un 30% en la renovación de la póliza en función de los kilómetros recorridos y las vías utilizadas, siempre y cuando en el momento de la renovación no se haya declarado ningún siniestro con culpa.

Generali también tiene un producto de este tipo. Es el seguro de auto Pago como Conduzco. La compañía instala en el coche un pequeño dispositivo, que recoge toda la información de la manera de conducir del usuario. En función de la misma, Generali ajusta cada mes la prima inicial e incluso devuelve dinero si se conduce mejor de lo que se había dicho. La compañía calcula que el ahorro en la prima del seguro puede llegar hasta el 40%.

Si no consigues que ninguna compañía te asegure, no desesperes, la última posibilidad es que te dirijas el Consorcio de Compensación de Seguros, que se encarga de acoger a todos aquellos que no son admitidos en ninguna aseguradora privada (pertenece al Estado). Eso sí, deberás demostrar que has solicitado al menos a dos entidades que te aseguren y que ambas han denegado tu solicitud.

Otra posibilidad con la que cuentas si no vas a utilizar el coche de manera habitual y no eres el propietario del vehículo, es que te asegures como segundo conductor del coche que vayas a conducir. De esta manera, estás cubierto frente a cualquier siniestro y puedes conducir tranquilo. La prima será más barata, ya que el titular es un conductor veterano, aunque es muy probable que le apliquen cierto sobreprecio. Con todo, esta alternativa tiene su contrapartida y es que, al no aparecer como conductor, no podrás disfrutar en un futuro de las bonificaciones por buena conducción. Además, si tienes algún siniestro, se lo adjudicará al tomador del seguro, lo que perjudica su historial.

Share This